Siempre inocente.

— Bad Platano